Buscar

Cómo sana el sonido

Actualizado: 25 feb



El sonido es una onda mecánica que resulta de la vibración de ida y vuelta de las partículas del medio a través del cual se mueve la onda sonora. Cuando un objeto vibra, crea una onda de presión que hace que las partículas en el medio circundante (aire, agua o sólido) tengan un movimiento vibratorio. El oído humano detecta ondas de sonido cuando las partículas de aire vibran y hacen vibrar pequeñas partes dentro del oído.

Todo lo que existe produce una vibra ción o un sonido, que puede ser detectado por nosotros o no, ya sea porque no estamos atentos o porque estamos concentrados en otra cosa.


El oído humano es una de nuestras primeras formas de conectarnos con el mundo. En el útero es el principal sentido que nos conecta con nuestro entorno. Se sabe actualmente, que el feto responde al sonido desde la semana 16 de embarazo, aunque las estructuras del oído no están totalmente maduras en este periodo. Y a partir de la semana 25 de gestación, el órgano auditivo ya es funcional. Cuando nacemos, reconocemos la voz de nuestra madre.


Somos indudablemente afectados por los sonidos. Hay algunos que nos alteran, otros que nos calman y otros nos ayudan a concentrarnos. Diversos estudios muestran la efectividad de los sonidos de la naturaleza en la disminución de la producción de cortisol . En un estudio publicado en US National Library of Medicine , muestran evidencias sobre el efecto reductor del estrés de los sonidos de agua. Esto nos habla también de cómo la exposición a la naturaleza, como caminar por un bosque o tener una vista panorámica desde la ventana, ejerce efectos beneficiosos en los seres humanos, influyendo . en el estado de ánimo y la autoestima, recuperación más rápida de la cirugía y alivio del estrés fisiológico y psicológico.


En el caso de los niños que padecen de espasticidad posterior a un daño cerebral el sonido es particularmente importante. La espasticidad simpática paroxística se produce por un exceso de actividad simpática en el cerebro. El sistema de huida o lucha está sobre activado y listo para defenderse. La música como terapia si bien posiblemente no reemplaza la medicina tradicional, puede ser un complemento que mejore la calidad de vida y ayude a reducir el stress es un impulso para la neuroplasticidad.



Sonidos binaurales

Un ritmo binaural es una ilusión creada por el cerebro cuando escuchas dos tonos con frecuencias ligeramente diferentes al mismo tiempo. El cerebro interpreta los dos tonos como un latido propio, de tal forma que los dos tonos se alinean con las ondas cerebrales para producir un latido con una frecuencia diferente.


En un estudio publicado en el Europeal Journal of Pain , titulado Reduced pain and analgesic use after acoustic binaural beats therapy in chronic pain - A double-blind randomized control cross-over trial , muestran evidencia de como los sonidos binaurales pueden aliviar la intensidad del dolor, reducir el estrés significativamente.

En el estudio The effect of music with and without binaural beat audio on operative anxiety in patients undergoing cataract surgery: a randomized controlled trial publicado en la revista Nature se demostró que la música, tanto con ritmo binaural como sin él, disminuye el nivel de ansiedad y reduce la PA sistólica. Los pacientes que recibieron audio de latidos binaurales mostraron una disminución adicional en la frecuencia cardíaca, mostrando una disminución de la ansiedad operativa.


Los sonidos de la naturaleza, Mozart y la música favorita


En un estudio publicado en International Journal of Nursing Studies, muestran cómo los sonidos de naturaleza son un método eficaz para disminuir las respuestas potencialmente dañinas que surgen de la ansiedad en pacientes con ventilación mecánica, proponiéndolas como una intervención no farmacológica en el cuidado diario de los pacientes con soporte de ventilación mecánica para reducir su estrés y ansiedad. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0020748912004208


Mozart es un ejemplo ampliamente conocido, especialmente el efecto de la sonata para dos pianos K448 de y sus efectos en pacientes con epilepsia, mostrando una clara disminución de las crisis registradas en los EGG. Sin embargo, se ha demostrado que este efecto positivo no se limita necesariamente a la sonata para piano K 448 de Mozart, como sugirieron algunos estudios realizados en la década de 1990. Diversos estudios muestran mejoras significativas en el bien estar general posterior a una sola exposición a la sonata de Mozart. Sin embargo, aún sabemos poco sobre la duración de estos efectos, y cómo aplicarlo como una terapia específica.




Todo esto es la ciencia occidental. Sin embargo, los Vedas conocen la potencialidad sanadora del sonido hace más de 6000 años, y utilizan mantras para tratar todo tipo de enfermedades. Kulreet Chauldry es una neuróloga que nació en India pero vivió desde los 4 años en Estados Unidos. Luego de algunos años de práctica como neuróloga alopática, comenzó a tratar a sus pacientes con técnicas del ayurveda, logrando notables resultados a partir de la meditación con mantras, además del uso de hierbas tradicionales y dietas. Si bien aún no existen estudios occidentales que prueben su eficacia, estos miles de años de experiencia sin duda tienen mucho que decir en torno a cómo el sonido, al igual que el resto de los sentidos, y el tratamiento integral de un paciente son al menos tan fundamentales como el tratamiento farmacológico adecuado.


La evidencia en el caso de la meditación con mantras es amplia, tanto en su capacidad de reducir los factores de riesgo, disminución de la presión arterial, educción del consumo de tabaco y alcohol,, educción del colesterol alto y disminución del estrés psicosocial. Al mismo tiempo , estudios muestran cómo puede inducir la normalización de los sistemas neuroendocrinos cuya función se ha visto distorsionada por el estrés crónico.


Al igual que nos muestran cómo la exposición a ruidos o sonidos molestos afecta negativamente nuestra salud, de innumerables formas . El sonido evoca directamente emociones y acciones. Existe una inmensa cantidad de publicaciones científicas

con respecto a los efectos del ruido en los pacientes, el impacto del ruido en la duración y calidad del sueño y el potencial las consecuencias para el deterioro de la salud y la prolongación de la enfermedad representan el problema central. Si bien es un tema que necesita más investigación por parte de la comunidad científica, el sentido común y la experiencia de cualquier persona como paciente puede afirmar la importancia de un ambiente sonoro adecuado para la recuperación .






Mi experiencia


Con Lucas la experiencia con el uso terapéutico de la música y el sonido en general ha sido amplia. Es difícil saber qué ha sido más exitoso, porque por su puesto lo hemos hecho todo. He podido comprobar que la música y el sonido definitivamente es un elemento terapéutico, gran apoyo para conciliar el sueño y para estimular positivamente el cerebro. Al mismo tiempo, puedo ver como los ruidos molestos son un factor de estrés. Y como en medicina se utiliza mucho el concepto de beneficios versus daños, es fácil imaginarse en un futuro una UCI con listas de reproducciones sanadoras según el tipo de pacientes. Escucharíamos sonidos del mar, lluvia, Mozart, mantras, así como música de gusto individual de cada paciente que mejore su experiencia clínica.


Entre otros sonidos, esta es la lista que hemos usado:


Chakra mantra: lo canta Kulreet Chauldry, la neuróloga que mencionaba más arriba. Se compra en su página https://drkulreetchaudhary.com/chakra-mantra/ y tiene un maravilloso efecto calmante. Yo veo como baja la frecuencia cardiaca de Lucas rápidamente, porque está monitorizado cuando duerme. En el caso de los mantras, hay pocos estudios occidentales que validan sus usos específicos. Pero si hay más de 6000 años de medicina védica que sin duda tiene sentido tomar en cuenta. Para la medicina védica, este mantra tiene el poder de armonizar los chakras, que son a muy grandes rasgos, nuestros órganos sutiles, que comandan la energía del cuerpo. Se puede cantar, y también solo oír.


MOZART

Como decía más arriba, Mozart si cuenta con muchos estudios que avalan su efecto terapéutico. Usamos mucho la Sonata para dos pianos K 448 (se recomienda su uso para la epilepsia así como también muchas otras sonatas para piano, que además de ser preciosas han mostrado tener efectos en la disminución del stress y el bien estar en general.)


En lo personal, trato de meditar lo más que puedo. Soy estudiante de Yoga hace más de 10 años y he tomado varios cursos de meditación. Puedo dar fe de que es una gran herramienta de salud mental. Sin embargo, creo que si bien tener un maestro presencial para meditar es maravilloso, existen opciones en línea muy útiles y maravillosas para acceder a maestros de manera bastante efectiva.


Algunas sugerencias que pueden serles de utilidad


Master Stephen Co, discípulo https://www.masterco.org/ , tiene meditaciones en línea gratuitas los lunes, miércoles y viernes, dos veces al día.


El Centro Chopra https://chopra.com/ tiene cursos en línea en meditación, donde se puede aprender Meditación del sonido primordial, donde se repite un mantra en silencio, similar a la meditación trascendental.


87 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo